lunes, 20 de agosto de 2007

El temible gato del vecino.

Érase una vez un fiero animalito que tenía acojonado a todo el vecindario. Se podían oír muchas historias sobre este animal y sus maléficos actos. Algunos decían que se colaba en sus casas y se encaraba con ellos.
Hasta que un día, una dulce niña (o sea, yo) se acercó y comprobó que solamente era una gata que estaba en celo, la cual se arrimaba a todo lo que tenía alrededor. El animalito, instintivamente, no se fiaba, quizás, por eso su mirada resultaba tan aterradora. Pero la dulce niña demostró que el animal solo quería cariño (mucho, quizás demasiado) y el vecindario vio que no tenían de que temer (salvo de sus maullidos).
Al final sus temores de que se colora un gato en la cocina desaparecieron y todos vivían en armonía y paz. Es decir, que los vecinos pasaban del gato y el gato de los vecinos. Fin.

6 comentarios:

Marco Aurelio dijo...

Y comieron perdices?
Y el principe ande anda?
No vienen enanitos ni ná?
El gato no tenía botas?
El lobo se fue con caperucita a bora-bora?
Y la bruja?
o eras tu la bruja?
no se,no se.Algo no me cuadra ;)

Beatriz dijo...

Voy a tener que rescribir la historia?
Érase una vez un animalillo que tenía "acojonado" a todo el vecindario.
En ese vecindario no había príncipes azules, principalmente porque éstos no existen, sólo los que seconvierten en ranas.
Tampoco comían perdices porque estaban en Irlanda y se vive a base de pure de patatas y Guinnes.
Los único enanitos eran los Leprechaun, pero éstos esperan al final del arco iris, y resulta que estaba muy lejos, así que nunca se les vio el pelo.
El gato era una gata y sólo utiliza tacones de aguja de acero.
El lobo se encontraba en España con caperucita de viaje.
La bruja era la compañera de piso, aunque era más bien un gigante zampabollos.
Y después de las aclaraciones el gato y la niña fueron felices y se fueron al McDonals a celebrarlo...
:-P

Marco Aurelio dijo...

jejejeje

Mira que eres..

Te ha quedado muy chula la respuesta,como se nota la carga de trabajo tan grande que tienes ;) que no te deja tiempo pa ná

Beatriz dijo...

Que te crees?, una, que después de haber estado puteada currando en una cafetería, se buscó un currele relajado.
Además de hacer las cosas con calma,las hago bien y me renuevan contrato. Para que veas!

quinch dijo...

Que sepas que el gato era terrible, tenia grandes colmillos e incluso arañaba... y de acojonado nada, simplemente prudente!

El aludido, ;P

Beatriz dijo...

Quinch: pero si era un peazo de pan (de molde) el gato...era muy mimoso... más majo...